La Guerra del Obrero

Un Obrero Nacido del Espíritu Santo es el mayor oponente que el diablo tiene en este mundo, ya que el obrero, al ser nacido de Dios, tiene toda autoridad para deshacer las obras del diablo.

Sabiendo esto Satanás busca la manera de robarle esta autoridad al obrero, busca una brecha, un descuido, algo que le facilite la entrada.

El Señor Jesús dijo que el diablo gira alrededor de uno observando pacientemente, 24 horas todos los días sin cesar, buscando la forma de entrar y generar un verdadero caos espiritual. Pero no lo logra ya que el Interior del Obrero está lleno de la plenitud del Espíritu Santo.
Entonces, arma una estrategia conociendo las flaquezas y debilidades del siervo, comienza a utilizar las necesidades, los sentimientos, las emociones…etc.

Reúne a sus legiones, a sus principados, dominadores, potestades para tocar la familia del obrero, en la salud, en la economía, en la vida sentimental, y es ahí que se desata una verdadera guerra contra el infierno, hay una resistencia de parte del obrero, en su interior. Una lucha que por más que la cuente no lo van a comprender: ayunos, vigilias, oraciones, campañas…etc.
El Obrero saca toda su artillería para combatir y al final ¡Vence!

¿Por qué?

“Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo: nuestra fe.”
1 Juan 5:4

Orientación:

Busque durante esta semana hacer una mini-vigilia de oración en la madrugada, unja su cabeza con aceite. Usted notará que sus fuerzas serán renovadas.

Lea: Salmos 92:10

Pr. Guillermo Langeleotti

Comentario “La Guerra del Obrero

  1. Es verdad, el diablo a medida que pasan los años,planea ataques mas sutiles,trata de usar la sorpresa,en la calle,en el colectivo,ataca por donde menos lo esperamos y solo la oracion diaria pidiendo no caer en trampas del diablo o en tentacion,hace que el Espiritu Santo,nos ayude a mantenernos en guardia,pero es necesario reconocer todos los dias,que no somos nada,y pedir esa proteccion al Espiritu Santo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *