La decisión correcta

Una de las mayores dificultades que tiene el ser humano es la de acertar en sus decisiones. Cuando usted se ve delante de determinada situación que se agravó más de lo que podía prever, inmediatamente viene la clásica pregunta a su mente: “¿Qué hago?”.

Entonces, usted probablemente empieza a hacerles esa misma pregunta a todas las personas a su alrededor, con la intención de recibir alguna ayuda. Pero la respuesta es mucho más simple de lo que usted pueda imaginar.

Oír consejos y ponerlos en práctica, cuando estos sean realmente buenos, es una manera eficaz de disminuir las posibilidades de equivocarse.
Pero el problema es saber discernir estos consejos. Entonces, usted se encuentra nuevamente delante de otra decisión: ¿seguir o no ese consejo?

Tal vez usted ya ha intentado responder a esa nueva pregunta considerando una vez más otras opiniones, permaneciendo en un círculo vicioso y nada inteligente. Pero no sirve de nada intentar esquivar la responsabilidad: el peso de sus propias decisiones siempre regresará a sus manos. Tarde o temprano, usted tendrá que enfrentarlas solo.

La buena noticia es que es exactamente así que debe enfrentarlas. Usted evalúa las posibilidades, considera los consejos, pero, al final de cuentas, quedarán solo usted y los dos caminos por delante. Entonces, el único método eficiente para tomar decisiones es aquel que solo usted puede hacer por sí mismo: despreciar los sentimientos y usar la fe.

Cuando usted usa los sentimientos para tomar decisiones, sale perdiendo.
Los sentimientos tienen el poder de hacer que incluso lo que iba a resultar bien resulte mal. Porque a través de ellos, incluso lo que ya existía desaparece. Por eso, usted debe despreciarlos siempre.
Pero cuando usted usa la fe para decidir sea lo que sea, sale ganando. La fe tiene el poder de hacer que resulte bien incluso lo que iba a resultar mal. Porque a través de ella incluso aquello que no existía pasa a existir. Por eso usted debe usarla siempre.

… no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. 2 Corintios 4:18

Lo que usted siente ahora, un día no existirá más. Pero lo que usted cree que va a suceder, además de pasar a existir, generará resultados que permanecerán para siempre.
Usando lo que es temporario, los sentimientos, usted solo alcanza lo que es temporario. Pero usando lo que es eterno, la fe, usted alcanza lo que es eterno.

Las decisiones correctas no son frutos de la suerte, son frutos de una certeza sobre las cosas que se esperan, a pesar de que no sean vistas.

Fuente:http://blogs.universal.org/bispomacedo/es/2015/07/09/la-decision-correcta/

8 Comentarios “La decisión correcta

  1. En la obrá de Dios todo es diciplina porque sin ella se tranformária en un desorden y un caos total.Lá diciplina muestra el nácimiento de Dios porque reina el Espíritu Santo

  2. La disciplina es del espíritu santo.cuando asemos la obra de Dios escuchando al espíritu santo todo sale cierto .cuando hacemos las cosas asiendo nuestra voluntad ahi reina la indisciplina

  3. Cuando uno debe tomar una decision, dentro nuestro se generan todo tipo de pensamientos, y por sobe todo miedo, porque no sabemos si la decision que tomaremos sera la correcta. Aprendi algo con una experiencia que pase hace muy poco, los sentimientos no deben ser puestos a la hora de tomar una decision, sino principalmente buscar la direccion de Dios y aunque parezca que no va a dar cierto, usemos nuestra cabeza y sabiduria espiritual que viene del Espiritu Santo no del corazon.

  4. La decisión correcta siempre será la que se toma usando la fe y no los sentimientos…La fe tiene el poder de hacer que aquello que no existía pase a existir; por lo tanto, las decisiones correctas son fruto de una certeza sobre las cosas que se esperan, a pesar de que no sean vistas. Muy bueno el artículo.

  5. CLARO , SIEMPRE UNO QUIERE TOMAR UNA DECISIÓN FÁCILES Y POR ESO BUSCA OPINIÓN AJENA Y TERMINA NO AGRADABLE, PERO SI PEDIMOS DIRECCIÓN A NUESTRO SEÑOR JESÚS, EL GUÍA NUESTROS CAMINO Y ABRE LA PUERTA QUE ESTÁN SERRADA Y DA VICTORIA SIEMPRE A SU TIEMPO. TENEMOS QUE MIRAR MAS ALLÁ DEL ORIENTE , Y DIOS BENDECIRÁ NUESTRA VIDA.

  6. siempre tomar desiciones es dificil aun escuchando buenos consejos hasta de nuestros familiares.que al final de cuentas no solucionan nada porque sabemos que al quedar solos buscamos la direcion de nuestro DIOS apoyados en sus promesas y poniendo en practica nuestra FE LOGRAREMOS CON CERTEZA AQUELLO QUE ESPERAMOS

  7. Nuestras decisiones sólo depende de la guía y orientación del Espíritu de Dios, con la Fe en alta y la certeza de la victoria.
    Bendiciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.