TODOS SOMOS LÍDERES

info heading

info content

El libre albedrío nos hace líderes de nuestra vida. Por medio de nuestras elecciones. Siempre podemos optar qué dirección seguir, qué voz oír, la forma de ser y de pensar. Nada puede impedirnos hacer eso, ni siquiera la cárcel.

“Los pensamientos del diligente (celoso, cuidadoso) ciertamente tienden a la abundancia (abundancia, riquezas, vida confortable), mas todo el que se apresura alocadamente (precipitado, desesperado, impaciente), de cierto va a la pobreza (falta de lo necesario para la vida, escasez).” Proverbios 21:5

Cada mañana decidimos qué pensamiento alimentar, pues de él nacerá nuestra palabra y actitud que expresará nuestra decisión. Cuando alimentamos pensamientos de derrota y acabamos expresándolos mediante palabras y actitudes, le damos lugar al diablo para que actúe en nuestra vida, él se ve como nuestro aliado y además tiene nuestra palabra como garantía.

Así también es válido cuando alimentamos pensamientos de esperanza y victoria, los cuales expresaremos por medio de las palabras y actitudes y así Dios pasa a ser nuestro aliado. Pues Le abrimos las puertas para que actúe en nuestras vidas.

Basados en esto no importa lo que suceda, somos nosotros quienes decidimos quién actuará con mano fuerte en nuestras vidas. Podemos incluso expresar que no aceptamos la acción del diablo en ella, pues la entregamos al cuidado de Dios, pero, a fin de cuentas, vale más lo que practicamos a diario, basándonos en los hechos citados anteriormente, lo que influirá de hecho en nuestras vidas.

Nuestras palabras tienen el poder de cambiar nuestra historia, por eso es necesario que desarrollemos el hábito de cuidar nuestros pensamientos, siendo diligentes y cuidadosos en lo que hemos pensado.

Los pensamientos generan a las palabras y las palabras además de generar actitudes, le dan órdenes al mundo espiritual y nos llevan al resultado de una vida abundante o escaza.

Por lo tanto, nuestra victoria comienza dentro de nosotros, usemos con eficacia esta herramienta concedida por Dios que nos incita al liderazgo de nuestras vidas.

Libre albedrío: posibilidad de decidir, elegir en función de la propia voluntad, exenta de cualquier tipo de condicionamiento, motivo o causa determinante.

Gislene Xavier.

Comentario “TODOS SOMOS LÍDERES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *