SACERDOTE

info heading

info content

Al principio el sacerdote era el mediador entre el pueblo y Dios, cuya función era intermediar ofrendas y sacrificios ofrecidas por el pueblo a Dios.
Cuando el Señor Jesús sacrificó por nosotros, canceló cualquier otra forma de mediación entre el hombre y Dios, abriéndonos la puerta para que entremos en la presencia de Dios y nos tornemos sacerdotes eternos. Todo aquel que Lo reconoce como Mediador, recibe el poder de transformarse en hijo de Dios y vivir como tal.

“La gloria que Me diste les he dado, para que sean uno, así como Nosotros somos uno: Yo en ellos, y Tú en Mí…” Juan 17:22-23

Hoy no solamente tenemos la libertad de ofrecer nuestros diezmos, ofrendas y sacrificios sin intermediarios, sino que también tenemos la libertad de solicitar y recibir directamente de Él Su revelación, Sus enseñanzas y la sabiduría para hacer buenas elecciones.

Por lo tanto, el ministerio sacerdotal es para los que se visten de sacerdote en la medida en la que deciden seguir y obedecer a las enseñanzas que constan en Su Palabra.

“…Al que nos ama y nos libertó de nuestros pecados con Su sangre, e hizo de nosotros un reino y sacerdotes para Su Dios y Padre, a Él sea la gloria y el dominio por los siglos de los siglos. Amén.” Apocalipsis 1:5-6

“…también vosotros, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.” 1 Pedro 2:5

Como sacerdotes del Dios Altísimo es necesario que reconozcamos nuestra autoridad para autobendecirnos, pues tan importante como ofrendar es el acto de reconocer el valor espiritual de la ofrenda, creyendo según lo que está escrito con la certeza de que la Palabra de Dios se cumple en la vida de quien cree y la practica.

Existen las bendiciones proferidas para los diezmistas, ofrendantes, los que comienzan una relación con Dios otorgándole la dirección de sus vidas, de sus familias, hacia la vida eterna… Corresponde a cada uno de nosotros alimentar nuestra mente y consecuentemente materializar lo que realmente somos delante de Dios: Representantes de lo Sagrado. Santifiquémonos.

Gislene Xavier

Comentario “SACERDOTE

  1. Asi es Dios nos ungio p ser su herramienta y tenemos q vigilar y praticar y estar en comunion con Dios cada dia y agradar a el para q Dios nos use en cada lugar q pongamos la planta d nuestros pies Dios bendiga .gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *