8 CONSEJOS QUE PERFECCIONARÁN NUESTRAS RELACIONES (PARTE 1)

info heading

info content

Dios nos concede talentos, pero es aprendiendo a tener una relación de interdependencia con Él que actuaremos para darle lo mejor de nosotros a Él, a aquellos con quienes convivimos y a nosotros mismos.
Ser interdependiente espiritualmente hablando es saber que tenemos posibilidades de sobrevivir en este mundo solos, y reconocer que es solamente en sociedad con Dios que seremos la mejor versión de nosotros mismos, no como simples sobrevivientes, sino como reproductores de experiencias sobrenaturales y eternas.
Pero sobre todo es necesario entender que Dios no actúa solo y nuestro potencial de felicidad se amplía altamente al actuar de acuerdo con lo que creemos.

Vea a continuación algunos consejos que promueven la acción de Dios simultánea a la nuestra en lo que se refiere a las relaciones.

1 – Observando y analizando nuestro propio comportamiento

¿Cómo estamos reaccionando delante de las situaciones que vivimos? ¿Cómo ha sido nuestra actitud y cómo la misma ha impactado en nuestro interior y en las personas con quienes convivimos? Necesitamos siempre ser humildes para cambiar de actitud al darnos cuenta de que no hemos producido buenos resultados.

“Y dirigiéndose a él, Jesús le dijo: ¿Qué deseas que haga por ti?” Marcos 10:51

– Quiero producir buenos resultados en mis relaciones.

2 – Dominando nuestras emociones

Actuar en función de los sentimientos de enojo, de ideas mal comprendidas, no nos lleva a los mejores caminos. Necesitamos dominar los impulsos y las emociones, antes de tomar decisiones o de decir algo. Es mejor que nos calmemos, que repensemos, que usemos la razón, especialmente en momentos en los que la emoción aflora. Interiorizar, respirar hondo y decidir reaccionar de forma productiva, buscando comprender antes de reaccionar.

“Mejor es el lento para la ira que el poderoso, y el que domina su espíritu que el que toma una ciudad.” Proverbios 16:32

3 – Dominando los pensamientos negativos

Por más que nos alimentamos con la Palabra y con las cosas de Dios, no tenemos el control total sobre nuestros pensamientos y muchas veces malos pensamientos y sentimientos también llegan a nuestra mente, al ser bombardeados con enojo, miedo, inseguridad, tristeza, entre otros. Necesitamos aprender a rechazarlos con pensamientos diferentes a estos. Una promesa o un versículo Bíblico funcionan como un borrador que nos da la libertad para sustituir estos pensamientos por pensamientos de fe y victoria.

“… pues como piensa dentro de sí, así es.” Proverbios 23:7


4 – Creyendo en nosotros

La clave está en la fe de que hicimos una alianza con Dios y esta es inquebrantable, al mantener nuestra palabra de entrega de vida podemos vencer obstáculos, superar crisis y dificultades de cualquier orden. Tenemos habilidades y talentos concedidos por Él y, si nos falta algo, poseemos la capacidad de aprender.

“Y en cuanto a vosotros, la unción que recibisteis de Él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; pero así como su unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no mentira, y así como os ha enseñado, permanecéis en Él.” 1 Juan 2;27

Continuará…

Gislene Xavier

2 Comentarios “8 CONSEJOS QUE PERFECCIONARÁN NUESTRAS RELACIONES (PARTE 1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *