CONSEJOS PARA CONVERTIRSE EN UN CONSTRUCTOR DE TESTIMONIO – Consejo #5

mujer

Consejo 5:Pase lo que pase, honre a Dios

Muchas veces nos encontramos con obstáculos y hechos que parecen ser insuperables. Y así, surge una sensación interior de fracaso y la idea constante de darse por vencido.

El hombre natural es el que busca despertar, y en estos momentos él encuentra más espacio para ello. No podemos distraernos, pues solo hay una manera de superarnos: vencer el miedo, la incredulidad, la idea de permitirnos lo mínimo, el abandono de la visión de construir un testimonio.

Debemos vencer la carne que actúa contra el espíritu por medio del apego inmediato a la Palabra de Dios, pues ella tiene el poder de aflorar la fe y vencer la razón, proporcionando la fuerza que nuestro espíritu necesita para permanecer en el camino de la victoria.

En 1 Samuel 2:30 leemos un versículo, proferido por el mismo Dios, que nos da la dirección de cómo debemos actuar: “Nunca Yo tal haga, porque Yo honraré a los que Me honran, y los que Me desprecian serán tenidos en poco.”

Teniendo en cuenta que el significado de la palabra HONRAR es dar honor, respetar a alguien, enaltecer, exaltar, glorificar; desmenuzamos su significado para entender qué hacer para darle vida a este versículo.

Dar honor:
Confirmar, certificar honra, consideración, asignar a Dios los atributos que le son propios (omnipresencia, omnipotencia, omnisciencia…) definiéndonos la forma en que creemos en su Poder, viéndolo como Él es.

Respetar:
Respetar a Dios es respetar Su Palabra, en el sentido de que Él nos guía, nos enseña todas las cosas, cambia rumbos, nos inspira y nos enseña cómo actuar y cómo hacer para vencer lo imposible. Entre los ejemplos descriptos en Su Palabra, pensemos en el de Gedeón que no tenía ejército ni armamento suficiente, pero a través de una idea inspirada por Dios, venció a miles de enemigos rompiendo cántaros y tocando trompetas. Sin la dirección, él jamás tendría esa idea. Si no hubiera creído en Dios, no tendría la dirección.

Exaltar:
Elevar a alguien o algo a gran auge o dignidad, realzar el mérito de alguien. Cuando creemos que Él entra a nuestra vida y cambia el rumbo de nuestra historia, exaltamos a Dios, pues Lo ponemos sobre todo.

Glorificar:
Celebrar, festejar. Es decir, celebramos el vivir en Su presencia porque sabemos que Él usará ese momento para honrarnos, pues Lo honramos conforme a su Palabra. Es así que vencemos las falsas ideas, dominamos las sensaciones oriundas de la carne y nos permitimos ser guiados por el espíritu de la fe.

De este modo, construir un testimonio es como cultivar un jardín que debe regarse todos los días por medio de la Palabra de Dios, absorbiéndola con el objetivo de obtener las propiedades que proporcionarán las condiciones fundamentales que conducirán a la victoria.

Gislene Xavier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *