El calzado de los pies

sandalias

“Y el Príncipe del ejército del Señor respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo.” Josué 5:15

El príncipe del ejército del Señor le trajo a Josué la dirección de Dios y la fórmula para que se pudiera obtener una gran conquista en los días actuales.

Esta expresión “quita el calzado de tus pies” es muy abarcadora, porque al meditar en ese versículo podemos observar varios puntos. Digamos que esos calzados representan todo lo que puede llegar a impedir nuestra comunión con Dios y, consecuentemente, nuestras conquistas materiales y espirituales.

En la expresión “el lugar donde estás es santo” podemos entender que fuimos separados por Dios para seguir un camino santo, que nos llevará a la Salvación, lejos de toda la impureza de este mundo:

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mí.” Juan 14:6

Podemos darle un nombre a este calzado, por ejemplo:

LA MALICIA: A lo largo de los años de la vida cristiana, lamentablemente, muchos obreros/as permitieron que el diablo invadiera sus vidas para quitarles la inocencia y así lo hizo, no solo eso, sino que colocó en el lugar de la inocencia la malicia. Muchos ya no logran mirar hacia la Obra de Dios, hacia los hombres de Dios y hacia las campañas de fe, inspiradas por Dios, con los mismos ojos puros e inocentes como en el Primer Amor, con el pésimo testimonio de hombres que un día tuvieron un título de “pastor”, pero eran engañadores, muchos piensan que todos son iguales. Es allí donde radica el gran error, sabemos que en medio del trigo está la cizaña, sin embargo, nuestro Señor dio la orden de no quitar la cizaña de cualquier manera para no cometer el error de juzgar que todos son iguales.

Que Dios los bendiga.

Obispo Sergio Corrêa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.