¿Sabía que su enemigo lo ataca inmediatamente por la mañana?

amanecer

¿Sabía que su enemigo lo ataca inmediatamente por la mañana?

Oh Señor, de mañana oirás mi voz; de mañana presentaré mi oración a Ti, y con ansias esperaré. (Salmos 5:3)

David fue un hombre decidido y firme en buscar a Dios de todo su corazón. Sus palabras demostraron que Él era el primero en su vida.

El Rey de Israel, incluso al tener bajo su dominio toda la autoridad, fue en el Rey de reyes que depositaba toda su confianza.

David sabía que su día no sería próspero si la mano del Todopoderoso no lo dirigía ni lo protegía, después de todo, sus enemigos eran incontables.
Así, empeñó su palabra al decir que por la mañana Dios escucharía su voz, porque la verdadera intención del rey era agradarlo y someterse a Su voluntad.
Los tiempos atravesaron los siglos, sin embargo, Dios aún busca a personas con el mismo espíritu de David.
En aquella época, el rey enfrentaba a los enemigos en las batallas donde guerreaba armado durante días, hoy, la guerra sigue, pero uno de nuestros enemigos es el tiempo.
Muchos ya se levantan con el despertador del reloj y muestran que si pierden un solo minuto llegarán tarde al trabajo. Esto se debe al caótico tránsito, al ómnibus lleno, a las personas que van y vienen cada instante por las calles, en fin, la lucha contra el tiempo…
Los compromisos diarios son tantos que el día parece terminar en minutos, incluso las prioridades se dejan de hacer.
No obstante, jamás podemos olvidarnos de lo que está escrito:

«… separados de Mí nada podéis hacer» (Juan 15:5)

David le confiaba su vida a Dios, por eso él fue un vencedor.
El diablo ha armado trampas diariamente para destruir a las personas, principalmente a las que pertenecen al Reino de Dios.
No podemos vivir de forma negligente, después de todo, ¿qué es más valioso que nuestra propia alma?
Todos, sin excepción debemos tener el hábito de orar inmediatamente por la mañana, y de entregarle nuestra vida y la de nuestra familia al Señor Jesús, confiar en Él y buscar Su dirección en todo lo que realicemos.
A fin de cuentas, ¿cuántas decisiones equivocadas se toman durante el día, porque las personas no buscan la orientación del Espíritu Santo?
Cuando pone a Dios en primer lugar en su vida, hasta lo que saldría mal, sale bien, ¡porque junto a usted está el Creador del Universo!

Meuri Luiza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.