Siervos en alerta – Son columnas de humo

desierto

“¿Quién es ésta que sube del desierto como columna de humo, sahumada de mirra y de incienso y de todo polvo aromático?” Cantares 3:6 Es exactamente así, como el Señor Jesús, el Novio, ve a Su novia cuando ella pasa por el desierto.

Hablar del desierto no es algo fuera de lo común para los que viven la fe. Al contrario, existe un conocimiento absoluto de lo que el desierto es capaz de producir en la vida de los que están dispuestos a caminar en él con humildad y sin murmurar, aunque también haya la conciencia de que el desierto es un lugar duro, seco, solitario y que, entrar en él, no es para todos.

Muchos son «tragados» por él y salen sin vida.

Observe que, en este versículo, la novia, el verdadero siervo de Dios (es decir, el que se guarda para Su novio y que vive puro para Él), sube del desierto como columna de humo. Solemos decir que donde hay humo, hay fuego, ¿no es así? Lo que nos lleva a entender que, en el desierto, el fuego del Espíritu Santo surge para quemar todas nuestras impurezas, concupiscencias, vanidades, orgullo y todo lo que nos aleja de Dios.

Sin embargo, vale la pena destacar que este proceso solo sucede en la vida de los que dejan que el fuego queme la «paja» que sofoca el perfume del Señor Jesús en su interior.

¡Ah! Y cuando permitimos que este trabajo se efectúe en nosotros, somos como la mirra perfumada. ¡Un suave aroma para nuestro Dios! Y también exhalamos el olor fragante del amor por las almas que nos rodean.

Analicemos nuestra vida y cómo hemos enfrentado el desierto, para que no salgamos de él con el olor desagradable del pecado, que nos sigue cuando rechazamos la corrección, cuando no cortamos y eliminamos todo lo que nos contamina. Incluso, si el desierto fue provocado por una supuesta injusticia, ¡podemos aprovecharlo para conocernos mejor y revelar si somos siervos o no!

Es profundo, ¿no es así? Deje su comentario para saber cuál es su opinión sobre esta reflexión.

Viviane Freitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.